UN PROCEDIMIENTO DE INSPECCIÓN NO PUEDE ALTERAR EL STATUS CREADO POR UN PROCEDIMIENTO DE COMPROBACIÓN LIMITADA

La Audiencia Nacional, con fecha 24 de octubre de 2013, acaba de sacar a la luz una de sentencia con la que el bufete PONT MESTRES se siente muy especialmente identificado, al recoger una doctrina que había sido objeto de particular atención por el Profesor Magín Pont Mestres y que desde hace años viene siendo defendida por Maria Dolors Torregrosa.

Los hechos se resumen en que se abrió contra la sociedad recurrente un procedimiento de comprobación limitada al objeto de realizar comprobaciones en lo que tenía que ver con la aplicación de la deducción por reinversión del art. 36 de la Ley 43/1995(Ley IS), procedimiento que culminó sin determinación alguna de responsabilidad por deudas fiscales, y que semanas más tarde fue seguido del inicio de un procedimiento de inspección con alcance parcial sobre el mismo objeto.

Partiendo de esta situación de hecho, el Tribunal hace una serie de consideraciones al respecto del alcance general de los efectos derivados de un procedimiento de comprobación limitada que se resumen en la idea de que “la novedad” que permite la apertura de un procedimiento posterior al de comprobación limitada debe referirse a hechos o circunstancias sobrevenidas que alteren relevantemente el statu quo precedente bajo el cual se efectuó la comprobación limitada, pero no a los hechos que ex novo descubra la Administración porque en el segundo procedimiento se hubiera esforzado más o hubiera indagado con una mayor profundidad, pues tal no es el sentido en que cabe interpretar el art. 140 de la Ley 58/2003(LGT), en tanto que otorga un derecho a los potenciales contribuyentes que pueden ser comprobados o investigados, estableciendo para ellos la tutela de que no cabe dirigir frente a ellos dos procedimientos sucesivos sobre el mismo objeto.