CONFIRMADA LA EXENCIÓN EN ACTOS JURÍDICOS Y DOCUMENTADOS DE LAS HIPOTECAS UNILATERALES EN FAVOR DEL ESTADO

La reciente resolución del Tribunal Económico Administrativo Central de 3 de diciembre del 2013, dictada  en un recurso extraordinario de alzada para la unificación de criterio, zanja definitivamente la controversia en torno a la aplicación de la exención prevista en el artículo 45.I.A.a del Texto Refundido del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, en los casos de constitución de hipoteca unilateral en garantía de un aplazamiento o fraccionamiento de la deuda tributaria, confirmando de este modo el criterio sostenido por PONT MESTRES y ASOCIADOS.

Señala el citado Tribunal que elartículo 29 del Texto Refundido establece con total nitidez que el sujeto pasivo es el adquirente del bien o derecho, y  ese adquirente del derecho no puede ser otro que el acreedor en cuyo favor se constituye la garantía, en este caso la Agencia Estatal de Administración Tributaria, precisando que  es cierto que el citado artículo 141 de la Ley Hipotecaria exige la constancia en el Registro de la aceptación de ese acreedor, que habrá de inscribirse como nota marginal y con efectos retroactivos a la fecha de constitución, no siendo a juicio de este Tribunal Central razón suficiente para que cambie la persona del sujeto pasivo el hecho de que la aceptación no tenga lugar simultáneamente con el otorgamiento de la escritura sino unos días después, cuando es claro que es el aceptante el beneficiado por la operación.


 (...)


En definitiva, consideramos que cuando en cumplimiento de la condición impuesta en el acuerdo de concesión de un aplazamiento o fraccionamiento se constituye una hipoteca unilateral a favor de la Agencia Estatal de Administración Tributaria, en los mismos términos exigidos en el acuerdo, no puede hablarse de “adquirente indeterminado”, pues a nuestro juicio es claro que quien adquiere el derecho real de hipoteca es la Hacienda Pública, la Administración, que goza de la exención subjetiva prevista en la Ley del Impuesto, aunque la aceptación de la garantía, entendida como acto debido, se formalice después en documento administrativo para hacerse constar en el Registro por nota marginal".

En consecuencia, habida cuenta de que el beneficiario en la constitución de hipoteca es el acreedor, cuando se trate de la Administración tributaria, será admisible la exención de ITPAJD, en la modalidad de AJD, aunque no haya sido aceptado el otorgamiento de la misma de forma simultánea sino mediante un acto administrativo posterior.